Jerónimo de Armas Medina Presidente de las tertulias mágicas canarias
"Magia es todo lo que puedas hacer para crear ilusión"

IOSUNE NIETO, Tenerife

La sociedad Tertulias Mágicas Canarias, fundada en los años 60 en Tenerife aunque su ámbito es nacional, celebra cada año un evento público y una pequeña convención. En esta ocasión Arafo ha prestado su auditorio para esta cita anual con los ciudadanos de la Isla, que tendrá lugar los días 25, 26 y 27 de noviembre. Mientras, la convención, a puerta cerrada, es la oportunidad de poner en común nuevas técnicas y de aprender a crear nuevos trucos, y, con ellos, llevar la ilusión al público, que es el trabajo del mago, según lo define el presidente de esta sociedad, Jerónimo de Armas.

-¿Qué es ser mago o quién es mago?

-El mago, el ilusionista, es la persona que le gusta encantar a las personas que tiene a su alrededor.

-¿Es una profesión?

-Lo es para mucha gente. Conocemos a los que salen en televisión, Juan Tamariz, Jorge Blas, Pepe Carroll, que en paz descanse, Monty...

-Precisamente están cobrando ustedes protagonismo gracias a las apariciones en televisión.

-Sí. No siempre es toda la calidad, pero hay algunos que suben más y otros menos. Detrás de las bambalinas hay gente que da el callo para aprender esto de la magia, y para eso nos valen estas pequeñas convenciones.

-Hay diversidad de magos, ¿no?

-En la magia, que se ha considerado la reina de todas las artes, hay una serie de apartados, como son las artes afines, la ventriloquía, faquirismo, mentalismo, la cartomagia (trucos con cartas). Lo que pasa es que luego mucha gente del mundo artístico, como payasos o malabaristas, incluyen la globoflexia, el malabarismo y hasta la papiroflexia. Yo creo que Magia es todo lo que puedas hacer tú para crear ilusión.

-¿Ustedes aprenden sus trucos en estas convenciones?

-Claro, y en las reuniones que tenemos en la sociedad, en la calle La Marina, y también comprando libros y material de magia.

-¿Qué asuntos van a tratar en las conferencias?

-Va a ser muy interesante la que va a dar Tapias, sobre las nuevas tecnologías aplicadas a la magia, todo lo que viene de robótica e informática. También, habrá conferencias sobre puestas en escena y otra sobre los últimos avances en cartomagia.

-¿Hay mucho intrusismo en esta profesión?

-Pues sí. Hasta los animadores de los hoteles aprenden un par de cositas y se las hacen a los clientes.

-¿Algún otro problema?

-No tenemos apoyo de nadie.

-Se apoya la música, el cine, el teatro... pero, de la magia ¿quién se acuerda?

-El mago hace el papel de actor, se tiene que crear su propio espectáculo, ropas especiales, la iluminación y el sonido. Nuestras condiciones de trabajo no son las de coger una guitarra y ponerse a cantar, y por eso tenemos a veces problemas.

-¿Los magos de Tenerife trabajan más para los niños que para los mayores?

-En la Península existen pubs y restaurantes donde va el mago profesional a las mesas a hacer magia. Aquí, en cambio, a la parte adulta no se le da relevancia. Yo, por ejemplo, tengo este fin de semana dos cumpleaños. También ocurre que, muchas veces, no podemos trabajar en los hoteles porque deberíamos estar traduciendo constantemente al inglés y al alemán.

-El nivel de los magos tinerfeños, ¿cómo es?

-En el año 80, cuando celebramos aquí el congreso nacional, ya lo decía Juan Tamariz, que en Canarias existe un nivel bastante alto. Los magos canarios nos hemos preocupado de dar buena imagen. Nuestra premisa es que jamás desvelamos un truco.

-¿Y aquel programa en televisión que los enseñaba?

-Contra eso hemos luchado. ¿De qué te vale a ti saber cómo se hace un truco si lo bonito es la ilusión?

-¿El juego de Magia Borrás, sirve para algo?

-Sí, pero son bastante difíciles porque a veces los trucos están mal explicados.

-¿Qué recomienda a alguien que se quiera dedicar a esto?

-Que contacte con sociedades mágicas, que las hay en toda España. Yo no me harto de decir que estamos abiertos a todo el mundo y tenemos una página web, tertuliasmagicascanarias.com, en la que, incluso, explicamos algunos trucos sencillos para animar a la gente a iniciarse.

-¿La agilidad de los dedos es básico para ser mago?

-Sí, por supuesto.

-¿Llevan muchos bolsillos en la ropa?

-Entre otras cosas, sí.

-¿Y qué fue de la chistera?

-Al mago siempre se le asocia con la capa, el sombrero, el conejo... esa es la imagen típica, pero hoy el mago moderno es más dinámico y con cualquier cosa puede sorprender.

-Díganos dónde estaba el conejo que salía de la chistera.

-En un sitio oculto (guarda el mutismo sobre cualquier truco).

-¿Hay que tener alguna condición especial para ser mago?

-Se aprende y lo bonito es hacer tus propios trucos. Se pueden comprar, pero lo bonito es crear o, a partir de un elemento conocido, desarrollar otras cosas.

-Algunos trucos son simplemente leyes físicas.

-David Copperfield no está inventando nada. Algunas cosas están basadas en juegos del siglo pasado, pero actualizadas. Si antes se cortaba a una señorita con una espada, ahora lo hace con un rayo láser. De un simple truco hace un teatro y eso es lo bonito, porque está creando ilusión.

-¿Hay que dejarse convencer?

-Hay que disfrutar de los trucos. No se puede ir a ver dónde le voy a pillar. El mago trata de ir eliminando esa agresividad para que te entregues y disfrutes con lo que estás viendo.